Libertad

Imagen

libertadLa libertad como sensación

Definiciones de libertad según el diccionario de María Moliner.

1. Facultad del hombre para elegir su propia línea de conducta, de la que por tanto, es responsable. 2. Estado de libre. Estado del que no es esclavo. Estado del que no está preso. Estado del que no está sometido a la voluntad de otro. 3. Falta de prohibición o de impedimento para hacer cierta cosa que se expresa “Tienes libertad para marcharte cuando quieras”. Falta de coacción para hacer una cosa u otra.  A veces, el complemento es un nombre de acción “libertad de acción”. 4. Circunstancia de estar libre del cumplimiento de cierta obligación. 5. Circunstancia de no tener que trabajar, estudiar, etc. 6. Falta de cohibimiento en el trato con alguien. Falta de formulismo en el trato con alguien. Falta de cohibimiento con que se está en un sitio. 7. Acciones o actitud en que alguien muestra familiaridad excesiva o inadecuada con otra persona. 8. Esas acciones o actitud, provocadas por la persona que es objeto de ellas. A veces, refiriéndose a hombres, significa falta de comedimiento con las mujeres.

 2/04/16

Observad esta página web de la Biblioteca Nacional de España:

BNE

BNE2 (2)

BNE2 (3)

Anuncios

Niños

niños

En el año 1991, una estudiante agnóstica de la Universidad Civil de Salamanca capta esta escena en el claustro del Monasterio de Santa Cruz de Coimbra, en el contexto de un viaje realizado con el coro de su Universidad. Fuentes bien informadas aseguran que el hecho de visitar este lugar, el hecho de dejarse impregnar por su espiritualidad y por la imagen espontánea de los niños jugando, ajenos al contexto que les rodea, en modo alguno forjaron en su impresionable espíritu creencias religiosas añadidas y supersticiones, tampoco asociaciones de ideas peregrinas que sugirieran la necesidad de que los niños reciban una educación religiosa en el colegio, o cualquier tipo de superstición maligna, maligna cual tradición, cual tradición de cualquier tipo que, como todo el mundo sabe, constituyen el peor enemigo del espíritu. En el templo de las religiones todo debe ser aceptado por el hecho de ser un dogma y en el templo del descreimiento todo debe ser etiquetado y descartado, ante lo inquietante del beneficio de la duda.

¿Todo lo que en otros momentos de la historia fue considerado como lo más pernicioso para la mente y el espíritu de las personas que componemos la sociedad lo es hoy en igual medida?. Según, depende de quién lo considere:  quienes marcaban y marcan los códigos morales de la sociedad desde instancias religiosas o quienes ostentaban y ostentan un pensamiento positivista crítico.

Dicho de otro manera ¿El “cancer de la ignorancia” lo provocan en la sociedad las mismas fuentes que antaño?. Lo pregunta la persona agóstica que hizo esta fotografía, lo pregunto yo.

Personalmente, no veo a muchas personas atormentadas por el temor de Dios ni anhelantes de una vida en el paraíso que les restituya los sufrimientos de este valle de lágrimas. Veo a muchas personas en el umbral de la pobreza, que antes era cosa de otros, que no tienen a quien recurrir (agotado el apoyo familiar) aparte de a las instituciones solidarias, veo a muchas personas despersonalizadas por las nuevas tecnologías, que adoptan el espíritu crítico de otros sin desarrollar el propio, veo rebeldías prestadas, rebeldías heredadas, rebeldías despóticas, rebeldías de moda y también, rebeldías con causa, veo humor inteligente y también, humor como burladero mal entendido, como válvula de escape que no se dirige a los problemas reales. Veo a pensadores y periodistas que desearían ser independientes pero no lo son, porque están inmersos en la misma crisis que el resto de los ciudadanos, veo el esfuerzo que algunos hacen por serlo. Preguntaos por causa de qué Dios no lo son. Veo gente que sigue haciendo cosas positivas al margen de todo, a pesar de todo, siempre hay personas que aportan cosas valiosas.No creo en el descreimiento, creo en la acción meditada y constructiva de quienes no esperan ni a los Dioses, ni a los profetas,  ni a Marx (ni a toda la corte de ideologías y creencias herméticas).

22/04/16

P.D. : yo nunca me he escondido detrás de ninguna persona, siempre doy la cara.

Es evidente que no pretendo ser nadie de esa foto.

En la película “La gran belleza” (2013), al comienzo, una monja juega persiguiendo a unos niños por los jardines de un colegio religioso. Puse la foto por eso, es un guiño. Es una apelación a la verdad, para los que se siguen imaginando una especie de Teresa de Jesús (de Jesús, el sectario, no el bíblico). Detesto los colegios religiosos y las sectas afines. No practico ninguna religión.

Juegos (3) Mirar a las palomas

IMGP9015IMGP9019IMGP9020IMGP9025IMGP9032IMGP9030IMGP9026IMGP9028IMGP9027IMGP9037IMGP9035IMGP9038IMGP9040IMGP9041IMGP9042IMGP9043IMGP9044IMGP9045IMGP9047IMGP9049Mirar a las palomas es todo un punto de encuentro para los niños que juegan en la Plaza del Castillo. Me parece especialmente gracioso el niño de las fotos iniciales, que pasa de un estado de contemplación y ensoñación solitaria a pegar hebra con todo quisque y a hacer todos los esfuerzos imaginables para acceder a las palomas (no sé cómo no ha terminado en el agua). Graciosa la complicidad que expresa con la niña del plumas rojo, esa mirada de soslayo. Graciosa la chiquitina que le sigue en todas las carreras alrededor de la fuente. Graciosa la niña del abrigo rojo que practicamente no se mueve del mismo sitio en todo el rato, pese al movimiento que hay alrededor y gracioso el último niño, que parece estar empujando la fuente en lugar de mirar a las palomas (en ese momento, no hay ninguna) y graciosa la mirada que posa sobre él en las dos últimas fotos la niña del abrigo rojo.